Yunes dejará una deuda pública histórica en Veracruz

Datos de Hacienda y la Secretaría de Finanzas revelan que Yunes Linares contrató diversas líneas de crédito para renegociar las deudas, aumentado los pasivos a 80 mil mdp.

0
1938

El gobierno de Veracruz que encabezará Cuitláhuac García Jiménez heredará una deuda pública de 80 mil millones de pesos por parte de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, según consta en los datos de la Secretaría de Finanzas y Planeación de Veracruz y en los reportes de Hacienda y Crédito Público.
Los reportes trimestrales y la Cuenta Pública de 2017 y lo que va de 2018 reportan una reestructuración de la deuda pública por parte del gobierno de Yunes Linares, sin embargo, se logró pagar al menos 13 créditos con la banca privada y tres emisiones de certificados bursátiles, aunque para eso contrató 10 nuevos créditos por 38 mil millones de pesos. De esto, se pagaron solo 8 mil millones de pesos en amortización, incluido el pago de servicio.

En algunas declaraciones, el gobernador electo Cuitláhuac García señaló que la deuda pública del estado se calcula en unos 80 mil millones de pesos con un presupuesto de apenas 100 mil millones anuales, por lo que consideró que Veracruz enfrenta un grave problema económico, y para saldar los pasivos heredados se tendrán que acreditar los servicios y la obra pública.

García Jiménez señaló que además de pasivos con bancos, se han identificado pagos pendientes con la Univesidad Veracruzana (UV) y con el Instituto de Pensiones del Estado (IPE), por lo que en caso de que se detecte y confirme que funcionarios de Yunes Linares apliquen el llamado “año de Hidalgo” se presentarán denuncias.

EN AÑO ELECTORAL, ESTADO GASTA 6 MIL MDP
Según los datos presentados por la administración de Yunes Linares, se determinó que durante el 2017 se contrataron 12 créditos: 10 para la reestructuración de la deuda y dos para el pago de compromisos a corto plazo dando un total de 42 mil 300 millones de pesos, según los reportes de Hacienda federal.

Al comparar los datos del informe de 2017 y la cuenta pública de ese mismo año, reflejan que hasta diciembre se habían ingresado ocho créditos, y fue en el primer trimestre de 2018 cuando Multiva y Banco Interacciones transfirieron 5 mil 745 millones de pesos.

Según el Segundo Informe Trimestral 2018, en su reporte Estado de Flujo de Efectivo, evidencia que el gobierno logró ingresos por concepto de financiamientos por 12 mil 921 millones 682 mil pesos. Siete mil millones de pesos más de lo que entregaron las instituciones bancarias reportadas ante Hacienda, monto que no tiene respaldo en datos oficiales ante Hacienda y Crédito Público.

El dinero etiquetado por concepto de endeudamiento neto se usó para pagar 8 mil 97 millones de pesos por concepto de servicio de la deuda, y 6 mil 444 millones para “otras aplicaciones”, sin especificar en qué se gastó. En total se pagaron 14 mil 542 millones de pesos, por lo que se generó un déficit de mil 629 millones de pesos a la hacienda estatal.

LOS PENDIENTES DE YUNES LINARES
Durante la campaña Yunes Linares criticó la deuda que iba a heredar y se comprometió a que él no iba a generar más pasivos para la entidad, sin embargo, a días de que rindió protesta de ley, pidió una línea de crédito por 10 mil millones de pesos, para tener dinero para el pago de pensiones y jubilaciones, así como para los aguinaldos de burócratas al cierre de 2016.

Los préstamos se saldaron en el 2017, sin embargo, a la fecha mantiene abiertas otras dos líneas de crédito por 4 mil 300 millones de pesos, que para el segundo trimestre del año reportaban un saldo de mil 343 millones que prestaron los bancos Multiva e Interacciones para cumplir con compromisos a corto plazo, que se tendrán que liquidar a más tardar en septiembre de 2018 -tres meses antes del cierre de su periodo-, como lo marca la Ley de Disciplina Financiera.

A largo plazo, por los 11 créditos pendientes, 10 de la reestructuración y uno más que no se logró renegociar, el monto sumaba 42 mil 201 millones de pesos, más los 16 mil 28 millones de pesos denominados “otros pasivos”.

A ese total se le suman los 3 mil 850 millones de los bonos cupón cero, lo que incrementa los saldos a pagar a la banca privada y de desarrollo por 63 mil 222 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here