Nombra AMLO a Olga Sánchez como enlace con colectivos de búsqueda

La próxima titular de la Segob será la persona encargada de atender las denuncias e implementar una estrategia para hacer justicia.

0
1770

Durante el segundo diálogo por la paz, la verdad y la justicia, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador aseguró a los colectivos de búsqueda que la próxima titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, será la persona de su gabinete que estará a cargo de atender las demandas e implementar las estrategias para hacer justicia a los casos de desaparecidos.

Ante las demandas de más de mil asistentes que mostraban las imágenes de sus familiares desaparecidos, López Obrador señaló que la exministra Sánchez Cordero encabezará una Secretaría de Gobernación enfocada en el cumplimiento de justicia y de garantía de los derechos humanos para atender las peticiones de las familias de víctimas.

“La Secretaría de Gobernación va a estar exclusivamente para que haya justicia. Todo el presupuesto que se requiera va a ser manejado por la Segob para ayudarlos a implementar una estrategia para encontrar a la gente”, señaló el presidente electo.

Destaca que esta función ya le había sido encargada a la próxima titular de la Segob, quien en días pasados ofreció apoyo a los colectivos en Veracruz, principalmente a los conformados por mujeres que buscan a desaparecidas o justicia por casos de feminicidio.

Ante la función asignada a Sánchez Cordero, López Obrador hizo un llamado a los colectivos a dejar a un lado los intereses personales, así como los celos para trabajar unidos en conjunto con la exministra.

“Lo único que les pido es que ayuden, que haya unidad, que se organicen. Yo quiero que ustedes ayuden en la organización y que haya unidad, ya basta de división, más cuando se trata de un asunto importante. Ayuden a que haya unidad y queda abierta esta comunicación, este diálogo”, sentenció López Obrador.

Además, el morenista señaló que su gobierno estará abierto al apoyo de los organismos de defensa de derechos humanos, de Naciones Unidas y demás países que quieran entrar a México a ayudar, lo que implicaría garantizar y cumplir un trabajo transparente en donde no habrá impunidad.